La gente feliz lee y toma café

Título: “La gente feliz lee y toma café”la gente feliz lee y toma cafe
Autor: Agnés Martin-Lugand
Editorial: Alfaguara
Año de publicación: 2014
Nº de páginas: 200

Sinopsis

Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies.

Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su antipático vecino, que la sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?

Opinión

Una amiga me recomendó este libro el año pasado, y aunque el título no me convencía por su longitud pensé en darle una oportunidad. Y no, tampoco me leí la sinopsis, así que pensé que como el título hablaba de gente feliz, el argumento sería animado, suelto y libre de dramas. ¿Con qué me encontré? Pues que el título solo hacía referencia al café literario que la protagonista regenta junto a su socio y mejor amigo, y que la misma prota no pisa desde que empieza a narrarse la historia. Eso es lo de menos, la verdad, porque el libro tiene su cosilla.

Soy de lágrima fácil, así que no necesité leer muchas líneas para empezar a llorar porque el libro es un dramón desde el principio. Diane pierde a su marido y a su hija Clara, y cae en una depresión que le quita las fuerzas para salir de casa. Pasa un año encerrada y es su mejor amigo y socio, Félix, el que le da apoyo moral, y de todas sus visitas y conversaciones, Diane saca una conclusión: escapar y alejarse del mundo en el que ella cree que lo ha perdido todo. Un día, decidida y con las maletas hechas, se traslada a vivir a un pueblo, o mejor, aldea, aislada de Irlanda. Los vecinos más cercanos son sus caseros y el sobrino de estos, Edward, que hará que empiece a odiarlo pero también a sentir atracción hacia él.

La autora, Agnés Martin-Lugand, expresa tan bien el dolor de Diane, sus penas y sus sentimientos que hace que te pongas en su piel y lo vivas como ella, de una manera desgarradora y desoladora, que te lleva a las lágrimas sin esperarlo ni quererlo. Mientras iba leyendo, iba imaginando cómo sería mi vida si perdiese a mi madre y a mi hermano (porque no tengo marido ni hijos), y sentía unas punzadas en el pecho que hacían que quisiera parar de leer, pero no podía dejar que Diane pasase por ese trance ella sola. Tenía la necesidad de acompañarla y, leyendo, tenía la sensación de estar con ella, como su amigo Félix, en la distancia.

A pesar de la aspereza del principio, cuando Diane empieza su nueva vida, se ve una pequeña esperanza de recuperación, entre magníficos paisajes, playas y la gente que la rodea. La protagonista evoluciona de una manera inevitable. Se olvida de su vida en París, y renace en Irlanda. Su actitud cuando aparece Edward no me gustó demasiado, la veía como una mujer desesperada por volver a encontrar a alguien de manera involuntaria. Demasiado pronto había cambiado.

Al inicio de la historia no esperaba el cambio de residencia de la protagonista, pero a medida que pasaban las páginas, me acostumbraba. El final, para mí, fue el esperado y adecuado, porque no esperaba que Diane cambiase en tan poco tiempo. Todavía sentía el dolor de perdida y eso no puede cambiar en dos años.

El libro es de una extensión corta, y además es de lectura fácil y sencilla, lo cual hace que se pueda leer en poco tiempo. Los personajes que aparecen son bastante creíbles, aunque en mi opinión, se necesita añadir un poco más de vidilla.

No se trata de un libro para pasarlo bien, pero es una lectura recomendada para los que les gusta leer todo tipo de obras. Espero que os guste tanto como a mí.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “La gente feliz lee y toma café

  1. Los libros de Jade dijo:

    ¡Hola! He visto este libro varias veces y no le había prestado mucha atención. Yo también soy de lagrima fácil y por lo que cuentas, parece que la autora nos pone bastante bien en la piel de la protagonista. Lo voy a dejar apuntado para cuando me apetezca un género así. Gracias por tu opinión. ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s